Volver a la página principal

INTERACCIÓN NATURAL DE LAS ESPECIES.

En las distintas comunidades se pueden dar diversas categorías de relaciones interespecíficas, con el fin de satisfacer necesidades básicas como por ejemplo la alimentación, el abrigo y el transporte. Veamos algunas.

Competencia

Es la disputa que se produce entre dos o más seres vivos por algo que no se encuentra en cantidades suficientes para todos en la naturaleza.

En los vegetales la competencia se produce por el agua, sales minerales y además por la luz, factor fundamental para su vida. En los animales la competencia puede ocurrir por el alimento, la hembra, agua, lugar donde vive, etcétera.

Generalmente, como resultado final de la competencia un individuo se beneficia y el otro sale perjudicado. Con el símbolo + se identifica al ganador y con el al perdedor.

Predación o depredación

Corresponde a una relación que se establece entre dos especies, donde una de ellas persigue caza y mata a la otra especie. El primero se llama depredador o predador y el segundo corresponde a la víctima o presa.

Este tipo de relación es violenta y en este caso siempre existe un ganador (+) y un perdedor (-)

En la naturaleza este tipo de relación establece un control natural en relación al número de individuos de cada especie.

Como ejemplo de esto tenemos, en el mundo animal, que considerados predadores: el león, lobo, coyote, perro salvaje, puma y tigre. Y se definen como presas a los ciervos, conejos, antílopes, cebras, venados, gacelas y las crías de cualquier animal.

En este caso el depredador es un animal carnívoro, es decir, se alimenta de carne.

Parasitismo

Relación que se establece entre un individuo que vive dentro o fuera de otro organismo, causándole daño, pero no necesariamente la muerte. El organismo que se alimenta se llama parásito y el organismo al cual se le causa daño se llama huésped.

En esta relación, el parásito sale beneficiado de la relación (+), que para el huésped es negativa (-).

Existen parásitos que viven fuera del organismo y se llaman ectoparásitos; otros lo hacen en el interior del huésped y se llaman endoparásitos. Son considerados ectoparásitos la pulga, zancudo, garrapata. Endoparásitos la triquina, lombriz solitaria y las tenias.

En los vegetales también se da el parasitismo, un caso muy común es un parásito, que es una planta verde que vive en el álamo y se llama el quintral del álamo.

En la vida doméstica se da mucho el parasitismo. Por ejemplo, perros y gatos son parasitados por pulgas, garrapatas o parásitos internos.

Mutualismo

Tal como su nombre lo indica, en este tipo de interacción las dos especies viven juntas y se ayudan mutuamente. Como resultado de esta interacción la relación se simboliza positivo (+) para ambas especies.

Algunos ejemplos de este tipo de relación son:

  1. Los líquenes: son organismos que viven adheridos a las grietas de las rocas o bien en las cortezas de los árboles. Su organismo está formado por la asociación obligatoria de un alga con un hongo. El alga realiza fotosíntesis y elabora el alimento el cual es útil también para el hongo; por su parte, el hongo aporta la protección y un medio estable para crecer.
  2. Las termitas: se alimentan de madera, pero ellas no tienen las sustancias necesarias para digerir la madera. Esto se supera porque en su intestino existen unos protozoos (organismos unicelulares), que producen el alimento para ambos.

Comensalismo

Relación que se establece entre individuos de especies diferentes, en la cual uno de ellos resulta beneficiado y al otro no le afecta.

El caso más típico de comensalismo es la relación entre el tiburón y la rémora. Este último es un pez pequeño que tiene su aleta dorsal transformada en una ventosa, a través de la que se pega a la zona ventral del tiburón. Así, la rémora consume los restos de otros peces que sirven de alimento al tiburón.

En este tipo de interacción el individuo que sale beneficiado se llama comensal. La relación se simboliza positiva (+) para el comensal, y neutra ( 0 ) para el otro participante.